Todos queremos cambiar el mundo y hacer de él un lugar en el que podamos disfrutar plenamente de todo lo bueno que tiene la vida.
Nuestros actos como individuos “aislados” producen impactos ambientales, por lo que es fundamental que conozcamos y asumamos cuál debe ser nuestro comportamiento para conseguir un medioambiente más saludable.

1- Transporte:
– En ciudades utilice el transporte público, autobuses y metro.
– Alquile bicicletas o camine. Son formas divertidas de familiarizarse con la cultura y de reducir la huella de carbono.
– Si planifica sus desplazamientos, puede optimizar el consumo de energía. Por ejemplo, programando un trayecto por el camino más adecuado (más corto, menos transitado, en otro horario…), puede evitar importantes pérdidas de tiempo y combustible.

2- Consumo de agua:
– Procure cerrar bien los grifos una vez usados.
– Si ha detectado una fuga de agua en su habitación, notifique a los encargados del lugar.
– Usa de manera racional el agua y energía del hospedaje donde te quedas. Es bueno saber que lo que estás consumiendo se le puede estar limitando a un poblador local.
– Si vas a la playa o ríos, no arrojes las colillas de cigarrillo. Una sola contamina 8 litros de agua.

3- Residuos:
– De no tener un contenedor cerca, lleva toda la basura al lugar de hospedaje.
– Más del 65% de los residuos que generamos es recuperable o reciclable por lo que es muy importante que colabores en el reciclaje de residuos.
– No tire a la basura los residuos que puedan resultar peligrosos para el medio ambiente (pilas o baterías, productos de limpieza, pinturas, medicamentos, etc.).
– Evite los productos de usar y tirar. Son preferibles los envases retornables
– Cuando salgas al campo o playa, utiliza una bolsa para depositar los desperdicios y después deposítala en un contenedor; que no quede rastro de tu visita.

4- Respeta la naturaleza:
– Respeta los senderos señalizados para no dañar el paisaje.
– Si el programa incluye las visitas a animales, consulta si hay alguna especie que se asusta fácilmente (aves, osos, entre otros) para no invadir su espacio.
– Reduce el uso de fogatas porque afectan a la tierra y al ambiente, además de que se puede causar incendios.
– No realice extracciones de ningún tipo (animales, plantas, fósiles, minerales, etc.) como recuerdo o por afición coleccionista. Si quieres un recuerdo, haz una fotografía.

5- Alimento:
– Consume alimentos locales y de temporada. Así contribuyes a que se evite el uso de transporte de carga.
– Cerciórese de cuáles son los animales en veda o en peligro de extinción del lugar al que vas y evita consumir platos que usen esas especies.

6- Productos personales:
– Linterna LED: Es mejor para no cargar las pilas que tienen componentes tóxicos, como el mercurio.
– Bolsos de tela: Así no llevarás tus compras en bolsas plásticas. Hay bolsos con buenos diseños.
– Repelente, bloqueadores o bronceadores en crema: No use sprays o aerosoles porque afectan a la atmósfera.

Como persona responsable, no olvidemos las tres “R”: en cualquier momento y en cualquier lugar puedes Reducir, Reutilizar y Reciclar

[shareaholic app=”share_buttons” id=”21457965″]